ACTUALIDAD JURÍDICA

Oscar Eloy Contreras Torres*
Estudiante de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos

SUMARIO

1. Planteamiento de la problemática / 2. Contexto y panorama en nuestros días / 3. Delimitación de la investigación / 4. Justificación e importancia de abordar este problema / 5. Delimitación conceptual y marco legal / 6. Nuestros comentarios y postura / 7. Importancia de seguir trabajando en este tema / 8. Conclusiones / 9. Referencias bibliográficas.

RESUMEN

La finalidad de este breve artículo es traer a colación la importancia del desarrollo de ciertas prácticas forenses y médicas (levantamiento del cadáver y necropsia), cuyos resultados se ven ampliamente vinculados a la materia jurídica, dado que servirán de sustento probatorio para motivar las decisiones judiciales que se tomarán en torno a cada caso en concreto; siempre que se les dé cabida. En tal sentido, teniendo claro el punto de partida, sostendremos la postura de que la alteración, mala praxis y omisión de estos elementos, pueden irrumpir fuertemente en que el fallo, sea condenatorio o absolutorio, se asemeje más a la realidad material.

PALABRAS CLAVE

Levantamiento del cadáver / necropsia /decisiones judiciales/ realidad material.

 
1.     Planteamiento de la problemática

En el proceso penal concurren varias instituciones que apuntan al correcto funcionamiento del sistema para la obtención de un mismo fin. En esta línea, debemos limitar el origen de nuestro tema; por cuanto esto nos ayudará a entender de cierta manera su relevancia en el proceso.

La prueba puede provenir de diferentes lugares; sin embargo, su utilización estará destinada a esclarecer el hecho sobre el cual concurren los intereses de las partes. De esta manera, el proceso de su obtención será tan importante como la prueba misma, mas aun, cuando un error durante su obtención puede dejar inservible o carente de valor esta importante figura.

Es por ello, que especificando el campo sobre el cual versa este trabajo, procedemos a investigar y resaltar la importancia de la correcta obtención de las pruebas provenientes del levantamiento del cadáver y durante la realización de la necropsia al mismo.

2.     Contexto y panorama en nuestros días

Es conocido por las personas que dentro de una sociedad día a día ocurren ilícitos que atentan contra la vida, el cuerpo y la salud; resultando muchas veces de ello, una o mas victimas mortales.  En este escenario, muchas veces no es obvia la historia que se encuentra tras un cadáver; sin embargo, la ciencia y tecnología han trabajado para que sea precisamente este (el cadáver) quien nos cuente lo ocurrido a través de otras vías.

En pleno siglo XXI es impresionante la información que se puede recabar de un cuerpo sin vida, obteniendo de esto, un apoyo fundamental en el esclarecimiento de los hechos que son propios de una investigación judicial. Cabe resaltar, que esta información será aprovechada durante el proceso penal, ya sea para absolver, o condenar a un posible sospechoso de ilícito penal.

La criminalística y las ciencias forenses serán las bases para las practicas investigadas, pues de su trabajo resulta la obtención de las valiosas pruebas que queremos para el proceso penal. En esta línea, la importancia de contar con especialistas resulta crucial para la materia; no obstante, muchas veces se carece de los mismo en los momentos indicados (por ‘momentos indicados’ nos referimos a cuando se encuentra el cadáver, se realiza el levantamiento de este, o se realiza la autopsia). 

La policía no está correctamente adiestrada para realizar este tipo de diligencias, ya que muchas veces son ellos quienes contaminan las pruebas que son materia de nuestro interés (ubicamos acá un importante problema).

3.     Delimitación de la investigación

Nuestra investigación se refiere a dos momentos cruciales, los cuales son el levantamiento del cadáver y la práctica de la necropsia, por tanto, salirnos de este sector en extremo abordaría mayor amplitud y complejidad, por lo que en esta oportunidad nos avocaremos centralmente en los momentos antes mencionados.

Conociendo los instantes centrales, procederemos a indagar sobre las practicas que comúnmente se realizan en los escenarios correspondientes, además, de puntualizar los comunes errores que ocurren durante los mismos. Nos avocaremos también, en las personas que participan de las diligencias y procedimientos que corresponden ante los escenarios específicos de nuestro interés.

4.     Justificación e importancia de abordar este problema

En los procesos penales, se ponen en discusión cuestiones de gran importancia, como la libertad de una persona o la aplicación de la sanción correspondiente a la misma por no haber respetado la ley. Es por ello, que debemos apuntar a que la verdad formal se asemeje todo lo posible a la verdad material, siendo necesario para ello, pruebas que nos ayuden a esclarecer el hecho correspondiente.

Particularmente, en los casos donde fallece una persona, se debe tratar de que sea ella quien nos cuente algunos hechos a través de las prácticas forenses y médicas. Es por ello, que el cuerpo y las practicas que se realicen sobre el mismo son a nuestro criterio, una fuente de prueba de gran valor; siendo muchas veces, decisivo para alcanzar un alto nivel de verdad.
5.     Delimitación conceptual y marco legal
Es necesario poder definir correctamente a las figuras de las que se desprenderán los postulados en la tesis; sin embargo, consideramos necesario orientarlos a los fines propios de esta investigación, por lo que definiremos a la necropsia y al levantamiento del cadáver de manera general antes de comenzar el análisis y comentario especializado.
En este sentido, el Manual de Procedimientos de la Diligencia de Levantamiento de Cadáver publicado en 2007 define a este proceso como:

“El Proceso del Levantamiento del Cadáver es el Estudio que Realiza el Médico Legista y el Equipo de profesionales de las Ciencias Forenses, de todo lo existente en el lugar de los hechos (tanto del continente como de su contenido) o el lugar del hallazgo, donde se encuentre(n) cadáver(es) o restos humanos con la finalidad de establecer si la muerte es de etiología violenta, natural o sospechosa de criminalidad”

Además, el Manual de procedimientos tanatológicos forenses y servicios complementarios aprobado en 2006 define a la necropsia como:

“La necropsia científico forense, es un procedimiento médico, técnico y científico de diagnóstico, que permite establecer la causa de la muerte, el tiempo aproximado de fallecimiento, el modo y mecanismos de muerte, agente causante del deceso y la identificación del occiso, aportando evidencias que contribuyan a la adecuada administración de justicia”
De esta manera, habiendo hecho mención a los procedimientos pertinentes y las definiciones que los institutos competentes -como lo son la Fiscalía y el Colegio de Médicos del Perú- brindan, corresponde alegar los supuestos que vinculan estos elementos como figuras importantes del proceso.

En este sentido, a la luz de la revisión y análisis del artículo 173 del NCPP, podemos sostener que el fiscal en su deber de investigar y realizar las averiguaciones oportunas podrá nombrar a los peritos o especialistas que corresponda en los supuestos que lo amerite. Lo mencionado anteriormente, consideramos que es el ánimo del legislador de poder brindar las facilidades al fiscal para poder esclarecer y poder recabar la mayor cantidad de material probatorio para utilizarse en el proceso.

Al respecto, Quintanilla en su estudio titulado “Factores de la inspección criminalística que determinan la calidad de la investigación en la escena del crimen y su importancia en el nuevo modelo procesal peruano” concluye que “La función del perito criminalística de la Dirección de Criminalística de la Policía Nacional del Perú, es tener la escena del crimen debidamente analizada según los protocolos y procedimientos establecidos en la norma, controlando todos los factores externos que puedan afectar la investigación científica de la búsqueda de la verdad”.

Es así, que lo citado anteriormente -consideramos- también puede ir orientado hacia el procedimiento de la autopsia, en tanto la esencia del peritaje en ambos casos es el mismo. En esta línea, entendemos que es necesario hacer mención, a que este estudio, a simple observancia podría percibirse como no tan necesario o irrelevante en una vinculación directa con el proceso; sin embargo, meditamos de manera fehaciente que esto es equívoco.

Trabajos como el de Larios en el 2017 explican que “los principios en la actividad probatoria son mandatos de optimización que permiten la realización del derecho fundamental de la prueba, del debido proceso y la tutela jurisdiccional efectiva. Son obligaciones impuestas al Juez. Además de los principios que se indican en el Inc. 2 del Art. 1 del T.P ; del Inc. 1 Art. 356 (oralidad, publicidad, contradicción e inmediación) y del Art. 139 de nuestra Constitución política, también son: libertad probatoria, debido 18 proceso, Igualdad, Aportación de Partes, Obtención Coactiva de los Medios Probatorios, concentración, Comunidad o Adquisición de la Prueba, Originalidad e Imparcialidad, objetividad, coherencia, congruencia, exhaustividad, razonabilidad, logicidad y proporcionalidad. También la criminalística colabora con la actividad probatoria aportando con sus principios de intercambio, correspondencia y reconstrucción. Y los principios de la ciencia que se dan según el caso, Los que están estandarizados por los Convenios Internacionales, son mandatos de optimización que deben cumplir el juzgador”.

Sobre el particular, la reflexión en torno a la importancia de los aportes que una buena práctica forense puede facilitar a la actividad probatoria, es el aspecto medular del presente trabajo, por lo que sentado los argumentos y definiciones correspondientes procederemos a esbozar la tesis que estamos esgrimiendo.

6.     Nuestros comentarios y postura

Habiendo señalado lo pertinente en las líneas precedentes a este subcapítulo, corresponde ahora comenzar a rotular los lineamientos propios del problema que nos hemos planteado, mismo que buscaremos sea demostrado y se pueda constatar que efectivamente, en la actualidad, estamos ante un grave problema generado por la contaminación de las pruebas durante el procedimiento de necropsia y levantamiento del cadáver.

Al respecto, comenzaremos mencionando al supuesto de levantamiento del cadáver, el cual, enmarcamos en la definición realizada líneas arriba, y que, consideramos, resulta siendo una fuente de pruebas que muchas veces no resulta siento correctamente aprovechada.

Sobre el particular, debemos entender que este proceso debe realizarse siguiendo las diligencias de ley, además, de que debe practicarse por los profesionales correspondientes; asimismo, debe de guardarse las medidas del caso, y finalmente, aprovecharse lo recolectado en el proceso correspondiente.

Sobre el procedimiento llevado a cabo, nosotros hacemos mención a que el principal problema, es la contaminación de la escena del crimen en el proceso probatorio, hecho que genera, serios percances. En esta línea, la policía y los civiles, en continuas ocasiones, optan por tocar el cadaver, revisar pertenencias, mover objetos de la escena, apropiarse de los mismos, entre otras actividades perjudiciales para la investigación.

Se señala lo anterior, porque precisamente es aquello lo que motiva a hacer un llamado de diligencia para que se evite perjudicar estas manantiales probatorios, por cuanto es acá donde muchas veces podemos encontrar rápidas y certeras respuestas para investigaciones que por complicaciones pueden resultar muy extensas.

En este mismo sentido, el proceso de autopsia, debe realizarse de manera diligente y con todos los actos que impliquen realizar dicha práctica, por cuanto en muchas ocasiones profesionales de la salud al considerar que el cuerpo es inerte y de poca importancia, no le dan un correcto respaldo a los resultados que obtienen de sus propios procedimientos.
De esta manera, buscamos generar una perspectiva en donde podamos apreciar las consecuencias de la mala praxis de profesionales, además de negligencias por partes de terceros en procesos tan importantes como los mencionados.

7.     Importancia se seguir trabajando en este tema

Lo desarrollado en este y otros trabajos resulta pertinente para poder denotar que en la realidad estamos ante un problema que en muchas ocasiones es inobservado o dejado de lado, y que, en el peor de los casos, ni siquiera es ligado al desarrollo de un proceso (en el que se esta debatiendo la culpabilidad de una persona) o a la investigación (en la que se trata de buscar al culpable de haber cometido un delito) correspondiente que forma parte del accionar de las autoridades.

8.     Conclusiones

De lo revisado y señalado en la presente investigación, podemos concluir que el problema de contaminación de pruebas durante los procesos de autopsias y levantamientos de cadáver resultan en concretas ocasiones, y evitar los mismos aporta en la recolección de pruebas y posterior decisión que pueda tomar el juez.

Las practicas señaladas deben ser realizadas por los especialistas pertinentes, por cuanto solo ellos cuentan con la adecuada capacitación para realizar un correcto y diligente trabajo sobre la escena del levantamiento del cadáver y sobre el cadáver en sí al momento de realizar la autopsia.

Las practicas citadas en el presente trabajo son resultado de la constante investigación y avances en la ciencia por parte del ser humano, ya que, con el paso del tiempo, se ha descubierto de manera adecuada y eficiente como poder recolectar pruebas para aportar al proceso donde antes no se nos hubiese imaginado.

Ante los problemas advertidos, concluimos que es necesario reforzar la capacitación al personal policial y de seguridad en general, a razón de que ellos puedan tener presente como actuar correctamente ante escenarios donde se haya descubierto un cadáver y este requiera ser levantado y trasladado a los espacios correspondientes.

La medicina forense resulta la principal herramienta para poder sostener y encontrar los nuevos caminos en este campo especializado, por cuanto es a través de ella que se puede lograr concretar todas las practicas que a la larga terminan aportando pruebas al proceso penal.

9.     Referencias bibliográficas

LARIOS (2017). Violación del debido proceso penal por inobservancia y principios de la actividad probatoria. Tesis para optar por el grado de magister. Universidad Pedro Ruiz Gallo.
Manual de procedimiento de diligencia de Levantamiento de Cadáver (2007). Instituto de Medicina Legal del Ministerio Público Perú.
Manual de procedimientos tanatológicos forenses y servicios complementarios (2006). Instituto de Medicina Legal del Ministerio Público Perú.
QUINTANILLA, (2011). Factores de la inspección criminalística que determinan la calidad de la investigación en la escena del crimen y su importancia en el nuevo modelo procesal peruano. Tesis para optar por el grado de magister. Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Autor

  • Oscar Eloy Contreras Torres

    Estudiante de la Facultad de Derecho y Ciencia Política de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Miembro ordinario del Área de Derecho Privado de Amachaq Escuela Jurídica. Coordinador del Área de Derecho Civil y procesal Civil del círculo ‘Ideas Jurídicas’ de la Universidad Nacional José Faustino Sánchez Carrión. Correo electrónico: oscar.contreras3@unmsm.edu.pe.

La problemática de la trata de personas, o también conocido como “trata de blancas”, lesiona derechos inherentes a la persona como su integridad, libertad y, sobre todo, la dignidad de las personas que se convierten en víctimas. Asimismo, por la lesividad de la trata de personas se vulneran de los más importantes derecho humanos, de esta forma existen tratados que vinculan a sus Estados partes a cumplir con determinados preceptos y medidas para la lucha contra la trata de personas y el más importante es el Protocolo de Palermo o Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional. Dentro del trabajo de investigación el autor analiza la regulación del delito de parricidio en el código penal, la evolución legislativa que ha tenido a lo largo de los años, un análisis comparativo a la regulación del parricidio en otros países como chile, Argentina y España y, finalmente, establecimiento ciertas directrices para mejorar una interpretación de este ilícito.      
El presente artículo pretendió dar a conocer un análisis de la promulgación de la Ley N°. 31945 sobre la prohibición del matrimonio infantil. Se ha visto que la unión y convivencia de niñas y adolescentes en una vida conyugal ha sido una práctica normalizada y amparada hasta hace poco por el Código Civil, especialmente por los artículos 42 y 241.
El derecho de culto o conocido, en nuestro país, como derecho a la libertad de religión está regulada en la Constitución Política del Perú, artículo 3, como aquel derecho fundamental, donde la persona tiene la libertad de hacer culto, pero sin alterar el orden público ni ofender a otros. Sin embargo, ¿A dónde llega esta libertad?

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *